Cómo acceder a tus pendrives desde la cónsola en Linux

Siempre es bueno aprender cómo usar tu pendrive desde el terminal de Linux.

Si estás usando un pendrive en Linux y necesitas acceder al mismo desde la cónsola, para por ejemplo, copiar o borrar archivos, primero necesitas saber cómo se denomina tu unidad USB dentro del subsistema de archivos en Linux. Para ello, basta con teclear el siguiente comando:

La salida, debe ser algo como lo siguiente:

En este caso, puedes ver que mi unidad USB se denomina sdb1 y puedes accederla entrando a la carpeta /media/jrojas/DISCOUSB

¿Fácil, no?

en Linux | 140 Palabras

Cómo instalar Java en Ubuntu 16.10

Instalar Java en Ubuntu es un proceso simple, basta con usar la cónsola y la descarga e instalación es automática

Para instalar Java en Ubuntu 16.10 (también sirve para 16.04) basta con abrir la línea de comandos (cónsola) y ejecutar

Si por casualidad necesitas Java 7 en vez de Java 8, basta con ejecutar

 

Cómo instalar las Virtual Box Additions en Ubuntu

Cuando creamos una máquina virtual en VirtualBox, de cualquier sistema Linux, Ubuntu por ejemplo, siempre es recomendable instalar las VirtualBox Guest Additions, que son un conjunto de mejoras que te permitirán entre otras cosas, mejorar el tamaño y resolución de la pantalla mostrada del sistema operativo virtualizado, algo que a veces es totalmente necesario por lo pequeño que se muestra al no detectar correctamente nuestra resolución/tamaño de pantalla.

VirtualBox

Para instalar las Virtual Box Additions tenemos que ir al menú Devices(Dispositivos) > Insert Guest Additions CD Image… y en el sistema virtualizado nos aparecerá un CD virtual, donde tenemos el programa a instalar. En Windows basta con ejecutar el .exe, pero en Linux debemos ejecutar el siguiente comando:

sudo sh /media/usuario/VBOXADDITIONS_XXX/VBoxLinuxAdditions.run

Donde evidentemente debes sustituir “usuario” por tu nombre de usuario y XXX por la versión de VirtualBox que estés ejecutando.

VirtualBox Guest Additions

Luego de eso debes reiniciar tu máquina virtual y listo, las mejoras en rendimiento y resolución de pantalla se verán de inmediato.

en Linux | 181 Palabras

Cómo instalar Tkinter en Ubuntu

PythonTkinter es una librería de Python que permite diseñar interfaces gráficas (GUI) para dicho lenguaje. Es una alternativa a las más populares PyGTK o PyQT y viene instalado en el paquete de Python para Windows.

Para instalarlo en Ubuntu, basta con colocar en la cónsola:

sudo apt-get install python-tk

Eso es toddy!

En búsqueda de la distro de mi vida

Hace poco escribí una entrada en Medium, un proyecto de los mismos creadores de Twitter, el cual se basa en la idea de que muchas veces queremos escribir cosas más allá de los 140 caracteres del propio twitter. La entrada inicial en medium, trató sobre cómo ha ido evolucionando Ubuntu y cómo mi visión hacia el proyecto ha cambiado.

Sin embargo, para ser justos, debo contar la experiencia completa de cómo he vuelto a estar buscando el eslabón perdido, esa distro Linux que me satisfaga al 100%. He de decir, suerte la mía, que me ha sido más fácil encontrar a la mujer de mi vida y casarme con ella que hacer lo equivalente en Linux. Muchas han sido las distros que he probado y sin embargo, al encontrar Ubuntu pensé que era “la distro” a la que juraría amor eterno. Nuestro devenir en los últimos meses me hace pensar que ya no es así.

Esta es una historia que abarcará varias publicaciones, por lo que debo reproducir la catarsis que hice en Medium y que debí hacer aquí en mi blog (lo de Médium fue sólo por probar algo antes que sea mainstream, atrapado por su espectacular diseño de interfaz). Que conste que mis palabras implican sentimientos más allá de razonamientos (justo como actúa el usuario final).

Ubuntu, ¿qué nos pasó?

Mi relación con Ubuntu ya no es lo que era

Linux, el sistema operativo que vengo usando hace más de 10 años (no de forma exclusiva desde hace un año más o menos), tiene muchas variantes y por eso es una labor interesante aunque exhaustiva descubrir cuál es la distribución -entre más de 300- que más se ajusta a nuestras necesidades.

Desde 2005 aproximadamente, había dado por terminada mi travesía por decenas de distribuciones al conseguir una que se ajustaba a lo que necesitaba: Configuración rápida y todo listo para ser productivo en pocos minutos (u horas). Ubuntu era (y aún tengo fe que vuelva a serlo) todo lo que necesitaba, por eso dejé de buscar y comencé a recomendarla como si de una medicina mágica se tratase.

Sin embargo, Ubuntu no es administrado por la comunidad de software libre sino que es una empresa (Canonical) la que se encarga de financiar su desarrollo y evidentemente, dirigir las líneas que marcan el destino de dicha distro. Eso era bueno porque garantizaba que no fuese abandonada de repente por falta de interés o recursos (como pasa con cientos y cientos de distros), pero podía ser potencialmente dañino si Canonical se divorciaba en algún momento de los deseos y necesidades de sus usuarios.

Desde hace unos 3 años, las decisiones que ha tomado Canonical, al parecer llevadas por un empeño en hacer Ubuntu una especie de Windows (por lo popular) con interfaz de MacOS (por su buen diseño) la ha llevado por un camino cuestionable, donde de una versión a otra en vez de avanzar se retrocede, con un sistema operativo altamente demandante de recursos y que prácticamente abandona todos los equipos con hardware insuficiente para que pueda ejecutarse, es decir, los equipos viejos, distanciándose de aquellas distros que precisamente dan nueva vida a computadores donde Windows ya no puede ejecutarse por ser demasiado pesado.

En mi caso particular, Ubuntu ha dejado de reconocer dispositivos que antes reconocía (Sí, la maldita broadcom) y se ejecuta tan lento que podrías ir a hacerte un café mientras esperas que abra el navegador, algo inaceptable en un equipo con 8GB de RAM. Eso sin contar con el repentino cambio de interfaz (Oh! te extraño Gnome 2) que parece un paso atrás en vez de adelante.

Atrás quedaron los tiempos donde esperaba con ansias cada 6 meses para descargar la nueva versión de Ubuntu, para maravillarme una y otra vez con sus innegables avances en cuanto a la usabilidad de la interfaz del sistema operativo, convencido que era la distro que movía las fichas correctas para llegar al usuario final, ese usuario que no quiere leer tutoriales, pasarse horas instalando y menos lidiando con problemas, ese mismo que sólo desea encender su computador para realizar otra cosa, porque algo que solemos olvidar los informáticos, es que el sistema operativo es un medio, no el fin.

En resumen Ubuntu, ¿qué nos pasó? ¿cuándo se acabó el amor? ¿es tu culpa o la mía? ¿aún me amas?

Mientras consigo respuestas a éstas preguntas, uso Manjaro Linux, una distribución rápida y ligera, basada en ArchLinux -el papá de los helados- pero sin sus complicaciones de instalación. Se las recomiendo.

Post original: https://medium.com/p/d1300869d089

en Linux | 809 Palabras