Cuando el Bar莽a recuper贸 la sonrisa

Ronaldinho

Hoy se cumplen 10 a帽os de la llegada de Ronaldinho a Barcelona. Casualmente me toc贸 estar all谩 cuando apenas en su primer a帽o (y a煤n sin ganar nada) ya era un 铆dolo y se llenaba el Aeropuerto de ‘El Prat’ s贸lo porque ven铆a regresando de Brasil.

Recuerdo tambi茅n cuando visit茅 el Camp Nou por primera vez, ped铆 si pod铆a pisar la grama y la respuesta fue ‘Ni a Ronaldinho lo hemos dejado‘, pues era tanto lo que viv铆a por y para el f煤tbol que hab铆a pedido poder jugar en seguida de haberse bajado del avi贸n, cosa que no pudo hacer porque estaban cambiando el c茅sped, algo que hacen habitualmente entre temporadas.

Con 茅l, se inici贸 la era m谩s gloriosa del FC Barcelona, cuyo testigo despu茅s tom贸 Messi y del que se espera que Neymar sea su sucesor.

Ronaldinho era samba, bossa nova, alegr铆a, caipirinha, f煤tbol y sonrisas. Las cosas que hizo no tienen otro adjetivo que magia. Nunca he visto a nadie hacer lo que Dinho hac铆a, ni antes, ni despu茅s de 茅l. Ni siquiera a Messi ni a Maradona, ni a Pel茅 ni a ning煤n otro futbolista.

Grande Ronaldinho, nunca te agradeceremos lo suficiente. Sigue sonriendo!

Adi贸s Puyol

puyol_gladiador

Carles Puyol, debe ser la representaci贸n humana m谩s fiel del Rey Le贸n que haya visto. No s贸lo por su cabellera larga y desordenada, sino por sus en茅simas demostraciones de coraje, pundonor y entrega total al club de sus (y mis) amores, el FC Barcelona.

Puyol fue el defensa central (y a veces lateral) por 19 a帽os (incluyendo las inferiores) en un club al m谩ximo nivel. No hab铆a diferencia al verlo correr tras de un un atacante entre 茅l y un le贸n detr谩s de su gacela, uno sab铆a que el desenlace era inevitable, que terminar铆a destrozando su presa. Hasta llegu茅 a sentir l谩stima por tantos y tantos delanteros que vieron frustradas sus aspiraciones de gol frente al “Le贸n” Puyol, porque uno inevitablemente se termina compadeciendo de las v铆ctimas, a pesar de que sabe que es la ley de la naturaleza, la supervivencia del m谩s fuerte.

Atr谩s quedan tantos momentos que perdurar谩n en el recuerdo, como Puyol grit谩ndole a Piqu茅 estando el equipo al ataque, s贸lo para saber si estaba espabilao. O como aquella vez que ganando 2 a 0 al Porto, salt贸 a luchar un bal贸n y al caer se disloc贸 el brazo (o el hombro o se lo parti贸, da igual) y sigui贸 jugando hasta finalizar el partido. O cuando un balonazo en la cara le parti贸 el p贸mulo y a la semana ya estaba jugando de nuevo, a煤n con dolor, con una m谩scara que hac铆a a煤n m谩s 茅pico su regreso al equipo.

C贸mo olvidar sus cl谩sicas subidas al ataque, cuando volaba por los aires tras un c贸rner magistralmente cobrado por Xavi que llevaba las coordenadas de la cabeza de Puyi, esa misma jugada que nos di贸 triunfos frente al Madrid o le serv铆a a Espa帽a para vencer a Alemania y pasar a la final del Mundial de Sud谩frica, el cual terminar铆an ganando despu茅s. Imposible de olvidar tambi茅n sus rega帽os a Alves y a Thiago por ponerse a bailar tras un gol, con el partido 6-0, por respeto al rival.

Adios Puyol1 Adi贸s Puyol

Hoy se va, por dignidad, pues a煤n le restan 2 a帽os de contrato. Es 茅l el que dice adi贸s al Barcelona pues siente que no puede dar la talla y prefiere retirarse (?) antes que andar arrastr谩ndose por el campo. El lamento es doble, por su partida y porque no hay otro Puyol en el equipo, ni en sus divisiones inferiores. Defensas buenos s铆, pero ninguno que se deje el alma (la cara, la pierna, el hombro y dem谩s) en cada bal贸n sin importar el marcador, ninguno que te hiciera confiar en lo imposible, como aquella vez que detuvo un bal贸n con los huevos frente a la l铆nea de gol. S铆, ese era Puyol, el Capit谩n, Tarz谩n, el Tibur贸n o como prefiero decirle, El Rey Le贸n.

Te extra帽aremos Capi

Cuba: 30 a帽os de aislamiento

Este corto documental me gust贸 porque muestra c贸mo la crisis es la madre de la inventiva. El autor lo denomina desobediencia tecnol贸gica y es una forma de resolver problemas cotidianos que en condiciones normales, resolvemos comprando un aparato nuevo.

Luego cada quien ver谩 el video desde su propio punto de vista, s贸lo resalto el hecho de que los inventos surgen de la necesidad, bien sea de resolver un problema o de generar ingresos.